miércoles, 22 de abril de 2009

Al LED le ha salido un duro competidor

Parece que ya se han puesto a la venta las primeras cabezas móviles basadas en lámparas de plasma. Parece ser que algunas empresas punteras en fabricación de equipos para la iluminación espectacular, como son Martin o Robe, están trabajando en ésta nueva tecnología, que consigue un tipo de luz más eficiente, de aproximadamente 10.000 horas de vida, usando gas argón concentrado en cápsulas de cuarzo. El Robin 3 Plasma Spot, concretamente, utilizaría la lámpara LIFI, creada por la empresa Luxim, que ha inventado éste nuevo concepto de iluminación. Pero parece que éste tipo de tecnología también se podría utilizar en videoproyectores, video-walls y televisores.





Desde la aparición de los primeros proyectores de luz artificial, con las lámparas de vapor de mercurio, se han estado investigando diferentes campos para conseguir mejoras en el sector de la iluminación, tanto para el terreno del espectáculo, como en el urbano o arquitectónico. Es por ello que hoy disponemos de lámparas halógenas, fluorescentes, HMI, de xenón, de neón, etc… pudiendo resumirlas en dos bloques, las lámparas incandescentes y las lámparas de descarga.
Por otro lado tendríamos los LED, que se trata de elementos semiconductores, que, dependiendo del material con el que estén construidos y la corriente eléctrica que los atraviesa, emiten luz de diversos colores, siendo mucho más eficientes, puesto que la energía que consumen la convierten en luz visible en un porcentaje mayor que las lámparas convencionales, desprendiendo mucho menos calor. Esta luz parecía que iba a ser el futuro en la iluminación, puesto que además es muy ecológica, pero la aparición de las lámparas de plasma puede abrir un nuevo camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada