martes, 19 de enero de 2010

Divertir para cambiar hábitos.

Una iniciativa (The fun theory), de origen sueco, busca cambiar, a mejor, el comportamiento de las personas aportando algo de diversión. Una aplicación general puede ser mejorar el uso de esos servicios urbanos comunes que vemos en todas nuestras ciudades mediante un aporte lúdico a su uso. En ese caso, se busca mejorar la eficacia de ciertos elementos urbanos indispensables como papeleras, escaleras, contenedores, etc. Aumentando su uso, con el gancho de la diversión, podemos mejorar desde la salubridad de las ciudades hasta el ahorro energético.

Por ejemplo, una simple y aburrida papelera olvidada en un parque puede convertirse en algo divertido si a su funcionalidad habitual como receptáculo de papeles y basuras le añadimos una componente lúdica como la de simular el sonido de la caída de un objeto en un pozo profundo. Lo han realizado y podemos ver, en uno de sus vídeo, cómo las personas sorprendidas interactúan con la papelera hasta tal punto que dejan limpio sus alrededores. La lógica es aplastante: si conseguimos divertirnos usando la papelera la usaremos siempre que podamos.


Aquí tenemos claro este concepto (Javi ya lo señalo en su artículo) desde hace mucho e intentamos poco a poco, en la medida de nuestras posibilidades, aplicarlo a nuestro Recinto. Y entronca perfectamente con la temática que traté en anteriores artículos cuando mencionaba la hipotética amenaza de Internet al mundo de los eventos.

En ese sentido, actualmente estamos trabajando en temas tan diversos como la realidad aumentada, la interacción con dispositivos móviles o la holografía. Tenemos algunos prototipos realizados que esperamos poner a disposición de nuestros usuarios en breve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario