martes, 29 de septiembre de 2009

¿ Gran Hermano o,más bien, muchos pequeños hermanos ?

La video vigilancia en recintos como Ficoba es habitual desde hace décadas. Por razones de seguridad, y también para la gestión de eventos en tiempo real, el edificio está sembrado de cámaras que graban todo lo que ocurra en sus instalaciones.

La Agencia Española de Protección de Datos vela por los derechos de todos y en Ficoba seguimos la norma escrupulosamente en cuanto a protocolos, sistemas de seguridad y almacenamiento. La LOPD nos dice que las imágenes se consideran un dato de carácter personal, en virtud de lo establecido en el artículo 3 de la Ley Orgánica 15/1999 y el artículo 1.4 del Real Decreto 1322/1994 de 20 de junio, que considera como dato de carácter personal la información gráfica o fotográfica.

Sin embargo crece sin control la proliferación de los móviles con cámara fotográfica o con capacidad de grabar videos. En cualquier evento podemos observar cómo ciertas personas sacan fotos o graban videos. Ahí existe un descontrol total.

Algunos organizadores piden a sus visitantes que no utilicen los móviles para sacar fotos o videos, pero el control es difícilmente aplicable. Quizás, algún sistema tipo inhibidor podría resultar útil. Pero no hay nada desarrollado en ese ámbito, aunque mi intuición me dice que llegará más pronto que tarde.

Os adjunto un video humorístico sobre un supuesto incendio en una fiesta. Vemos como la proliferación de dispositivos con cámara permite saber casi segundo a segundo lo acontecido en esa, en principio, fiesta privada. Da qué pensar, y dan ganas de ir a ver la adaptación al teatro de la obra 1984 de George Orwell, realizada por Tim Robbins y que esta de gira por Euskadi…

Fuente del video : http://www.microsiervos.com/archivo/humor/miles-de-camaras-juega-fiestas.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada